El verano es para descansar, para desconectar.
Hoy, unos y otros pensarán que ya han cumplido y que agosto servirá para enfriar los ánimos de los españoles.
Tras decirse lo que han querido, nos hemos quedado todos igual.
Bueno, al menos nos hemos enterado de que Rajoy no está orgulloso de haber conocido a Barcenas y que Rubalcaba pide para los demás lo que no pide a los suyos.
Lo mejor desconectar y que el verano “enfríe” la política de este país.
Buenas noches y hasta septiembre
EDM