El ataque de Boko Haram en el noreste de Nigeria podría haber sido el más letal de toda su historia, según AI.

Ni Boko es Chalie, ni Nigeria es Francia, pero el horror es el mismo allí y acá.

Parece que los malos también compiten entre sí para ver quién es peor y por lo que se ve, hacen falta miles de cadáveres de africanos inocentes para conseguir la misma notoriedad mundial que la de una decena de europeos.

O despertamos o será tarde. Tal vez ya lo sea.

Si sólo reaccionamos a la amenaza cuando la sentimos encima, el monstruo se habrá hecho tan grande que 100.000 policías serán insuficientes para detener a quién está dispuesto a morir matando.

Del mismo modo que algunas especies sirven para identificar la calidad medioambiental de aguas, bosques y ciudades, la existencia de “charlies” manifiesta el nivel de libertad y democracia de una sociedad. Ellos nos ponen sobre aviso sobre las amenazas lejanas y nuestras propias desviaciones.

Bokos y similares sólo pueden ser apoyados por quienes no tienen más interés que el suyo y han perdido todo vestigio de humanidad.Derechos

La asignatura más importante que debería estudiarse en todas las escuelas del mundo y en especial en las de Occidente es la de “Derechos Humanos” y la defensa prioritaria de todas las Constituciones, Gobiernos, Ejércitos y Policías del mundo debería ser la de los “Derechos Humanos”.

Quién no jure asumir y defender los Derechos Humanos, no debería ser admitido en una sociedad moderna y mucho menos ser elegible para dirigirla.

Enrique Díaz Moreno